Sally Voltaire Systrar: decoración y gastronomía en Estocolmo

Descubre Sally Voltaire Systrar, un tesoro en pleno centro escandinavo.

Sally Voltaire&Systar: comedor vegano

En un rincón de la segunda planta de Åhléns City, un deparment store de Estocolmo, se encuentra Sally Voltaire Systrar, una tienda concepto repleta de maravillas decorativas y delicias gustativas.

Paredes blancas, fotografías en blanco y negro, mesas altas de madera, plantas trepadoras, intrépidas y perfumadas, guirnaldas de luces y  lámparas de tela adornan el lugar, creando un ambiente relajado y moderno, cool y fresco. La boutique gastronómica posee, en su centro, un pequeño espacio lleno de objetos de decoración sueca y materiales domésticos.

Sally Voltaire&Systar en Estocolmo

Sally Voltaire&Systar Estocolmo

Sally Voltaire&Systar: tienda de decoración

Sally Voltaire Systrar es un comedor abierto, ideal para aquellas personas que desean comer algo sano y ligero, fresco y orgánico. Su menú varia cada día, cada semana, pero siempre ofrecen un plato vegano. Además, la tienda también vende infusiones y tés orgánicos, pastelitos y dulces saludables. aguas con sabores, frescas y naturales.

Sally Voltaire&Systar: concept store en Estocolmo

Yo tuve la ocasión de probar su ensalada macrobiótica y vegana: una combinación inaudita de sabores vegetales. Elaborada con hummus de remolocha, mousse de brócoli, col rizada, hojas de col verde, brócoli cruda, tallos de soja, quinoa, avellanas y almendras, esta delicia orgánica sorprende al paladar con su ecléctico sabor dulce salado, su textura crujiente y a la vez aterciopelada. Ideal para alimentar el cuerpo de forma adecuada, es un plato que sacia y sienta bien, ligero pero muy nutritivo.

Sally Voltaire&Systar: ensalada macrobiótica y vegana

El ambiente de Sally Voltaire Systrar es auténticamente espontáneo, relajante y alegre. Con el cantar de los pájaros como música de fondo, los jóvenes suecos se reúnen para compartir historias y fotografiar momentos. Madres con hijas, rodeadas de bolsas, intercambian, cómplices, secretos y sonrisas.

Un destino perfecto para descansar y retomar fuerzas. Para nutrirse y serenarse. Para visitar y comprar alguna pieza. Para contemplar y fotografiar.

Tras un paseo por la naturaleza de Estocolmo, nada mejor como nutrirse con sus bondades e ingerir un sinfín de vegetales.

Deja un comentario