Alimentación crudivegana: el arte de comer sin calentar

Descubre la alimentación crudivegana, una cocina fácil, sencilla y realmente deliciosa.

Alimentación crudivegana: mejorar el bienestar universal

Para lograr nutrirse de forma correcta y saludable es indispensable incorporar, en nuestra dieta diaria, la alimentación crudivegana.

Sentirse bien con uno mismo es el primer eslabón que conduce a la felicidad más pura y longeva. Cuando empiezas a escuchar a tu cuerpo, a sentir tu cuerpo y todos los procesos que ocurren en él, algo cambio en tu interior. El cuerpo es una de las puertas de entrada al amplio y eterno espacio de unión. Fuente de sabiduría que atesora el milagro de la vida.

Por ello, es importante hacer de tu cuerpo un auténtico templo. Cuidarlo y valorarlo, nutrirlo y amarlo.

La alimentación crudivegana es una buena opción para servir a tu cuerpo con honor. Ingerir todo tipo de alimentos vegetales de forma cruda y sin haber sucumbido ningún tipo de cocción, es el mayor bien que puedes hacer por tu ser.

No sólo aprovechas los innumerables beneficios de cada alimento, sino que también aceptas la vida como es. Te abres, amplio y seguro, y recibes, con los brazos bien abiertos, toda la magia secreta que aguarda la naturaleza. Te alimentas con las bondades de todo cuanto te rodea, aprecias cada ínfima parte de todo lo que creas.

Ensalada crudivegana de arroz integral con guacamole

La alimentación crudivegana es fácil y sencilla, muy sabrosa y nutritiva, colorida y muy bonita.

Una ensalada de guacamole con maiz al curry, brotes de espinacas, cebolla morada, brócoli y albaricoque, pipas de girasol y semillas de sésamo es una opción ideal para saciar tu paladar. El sabor tropical del guacamole se funde en una perfecta unión con el curry, creando una explosión de sabor fresca y oriental, diferente y original. Los troncos del brócoli crujen al masticar, mientras que la dulzura del albaricoque te colma con su sabor primaveral.

Al depositarlo frente a ti, es importante que medites sobre todos los elementos que han obrado en tu favor y te han ofrecido este sabor. Dar las gracias al sol, estrella generosa que todo lo ilumina. Al agua, manto azulado, que todo lo refresca y fuente primera de vida. A la tierra, alfombra caliente, guardiana del nutrimiento y del alimento.

A la vida, que te ofrece sus placeres y te sonríe, simplemente.

Deja un comentario

Related Posts